lunes, 8 de noviembre de 2010

EVOLUCIÓN DE LOS SISTEMAS DE JUEGO

LOS SISTEMAS DE JUEGO EN LA HISTORIA DEL FÚTBOL




Muchos pueblos antes del siglo XIX practicaron un tipo de juego similar al fútbol.
En sus inicios, cuando aun no era el hermoso juego que conocemos, su práctica violenta y brutal debió ser frenada para evitar verdaderas batallas campales. Eduardo III en 1314 y 1349, Ricardo II en 1389, Enrique IV en 1400 y Juan III en 1457 lo prohibieron esgrimiendo diferentes razones, entre ellas: “porque obstaculizaban la instrucción de los soldados”.
La iglesia se sumó también al buen sentido, rogándose en sus templos “por esa actividad que más que un juego era un medio para batirse”. Sin embargo, a pesar de la prohibición y persecución de sus cultores, había adquirido aceptación en el pueblo y seguiría su marcha.
Cuando la práctica del fútbol paso desde las calles, plazas, y prados a los campos de recreo en los colegios, evoluciona hacia un estilo menos violento, más bello y espectacular.
Alrededor de cien años el fútbol se refugió en los colegios (1750- 1850) y cuando por su trascendencia abandonó la reclusión, comenzó su nueva y más espléndida etapa de deporte popular.
El “Sphoere machis” de los griegos, el “Haspartum” de los romanos, la “Choule” de los franceses, el “Calcio” de los italianos, son juegos que sirven para determinar los orígenes del fútbol. 
La organización y reglamentación es obra exclusiva de los ingleses. A ellos debemos otorgarles el patrimonio de su creación
La revolución industrial transforma la sociedad de este periodo y Gran Bretaña ocupa un lugar de privilegio entre las naciones industrializadas. Su aristocracia acaudalada dispuso del tiempo suficiente para practicar las formas más variadas del ocio, entre ellas el deporte.
Fue en su seno y específicamente en sus grandes colegios universitarios que se reglamentó, no sin muchas discusiones, y se concibió al fútbol tal cual hoy lo conocemos.
Al principio los jóvenes estudiantes lo practicaban utilizando tanto las manos como los pies, y el juego debido a la falta de reglas fue tumultuoso y agresivo. Surgió entonces la necesidad de reglamentarlo para hacerlo más deportivo.
En este intento por la reglamentación apareció el primer dilema ¿cómo habría de jugarse: con los pies o con las manos? Las opiniones eran divergentes, lo que dio lugar al nacimiento de dos deportes diferentes: el fútbol y el rugby.
Los alumnos del College de la ciudad de Rugby, optaron por ese fútbol primitivo en el que cualquier método era bueno para alcanzar la meta. En 1842, profesores y alumnos de la universidad de Rugby decidieron reglamentarlo. El rugby finalmente había nacido.
Sin embargo la decisión no fue aceptada por todos y en el Trinity College de la Universidad de Cambridge se elaboró el primer código para regular la práctica del fútbol. Cambridge deslindó los dos tipos de juego y otorgó a este último el uso exclusivo de los pies. También se determinó, entre otras cosas, el saque de banda para evitar que el balón fuera devuelto por los espectadores, se concretó la definición actual de “tiro libre” y se penalizó los golpes practicados por un jugador sobre otro del equipo contrario. Este “código” fue adoptado por casi todos los centros universitarios de Gran Bretaña.
En 1857 aparece el Sheffield Club, primer club no universitario que adopta las normativas de Cambridge. A partir de entonces proliferan los clubes y equipos.
Hasta el momento, los "teams" eran formados por un número ilimitado de jugadores, y no era infrecuente que los equipos formaran con 15 o 20 jugadores.
En 1860 se acuerda que sean 11 los jugadores que integren cada equipo, dando a uno de ellos la facultad de usar los brazos aparte de los pies.
El día 26 de octubre del año 1863 se reunieron en Londres los delegados de los 7 Clubes que entonces existían en aquella ciudad. A consecuencia de esta reunión se formo “Football Association”, redactándose el primer reglamento de fútbol, donde entre otras cosas, se ratificaba en once el numero de jugadores, y se estableció una serie de novedades respecto de la dimensión del campo de juego.
Lo habitual entonces era disponer la formación de los jugadores con un arquero y diez atacantes (Sistema Primitivo). Aunque algunos equipos alternaban esta disposición, restando un atacante y colocando un defensor (Sistema de Dos Líneas).
En el pasado los equipos estaban más preocupados por la gloria de la victoria que por el desdén de la derrota; de ahí de que sufrieran bastantes goles, pero se marcasen aún más.
Se comprenderá que en estos primeros sistemas de juego, el camino al arco rival era fácil y rápido, pues primaba una obsesiva mentalidad ofensiva.
En 1866 se instituye el “off-side“ y para no incurrir en dicha falta se precisaba que hubiera tres jugadores entre el arco y el atacante. Asimismo se limitaba la altura del travesaño a 5.50 mts. del suelo. (Antes la portería estaba delimitada solo por los 2 postes laterales). 








Cuadro 1: Sistema Primitivo (1 arquero y 10 atacantes) 












Cuadro 2: Sistema de Dos Líneas (1-9)






2. Evolución de los sistemas de juego




Antes de comenzar es conveniente definir el concepto y objeto de estudio al cual nos abocamos: el sistema de juego.
La organización táctica estructural de un equipo de fútbol viene determinada por una dimensión estática y una dimensión dinámica.
Por dimensión estática se entiende al sistema de juego o dispositivo táctico que representa el modo de colocación de los jugadores sobre el terreno de juego. 
Esta colocación de base fundamental (traducida por diagramas 4-4-2, 4-5-1, 4-3-3, etc.) restablece el orden y los equilibrios en varias zonas del campo, y sirve como punto referencial y de partida para los desplazamientos relativos de los jugadores y para la coordinación de las acciones individuales y colectivas.


Por dimensión dinámica se entiende a las diferentes tareas y misiones tácticas distribuidas entre los jugadores que componen el equipo. (Casteló 1999)
Es importante aclarar que en la nomenclatura de todos los sistemas de juego (4-2-4, -4-3-3,4-4-2, etc.) no se considera necesario identificar la posición del arquero. La participación del arquero se omite, dado que no admite, por su función y misión, modificaciones desde el punto de vista posicional.


2.1. La mentalidad ofensiva (1870)


Al inicio de esta década, la concepción ideológica del fútbol experimenta un cambio beneficioso; la disposición de los hombres en el campo se hace un poco más criteriosa para poder cumplir con eficiencia aquello tan viejo y tan nuevo de “llevar la pelota al campo rival e intentar defender el arco propio”.
La dinámica del juego en los inicios se caracterizaba fundamentalmente por acciones individuales. Los jugadores recorrían grandes distancias con el balón, con la única intención de anotar goles. De esta caracterización se infiere el poco sentido de cooperación en los equipos. En principio los sistemas de juego estaban constituidos por diez atacantes y, alternativamente, con nueve atacantes y un defensor.
Pero debido a la gran distancia existente entre el único defensa y los delanteros, se procuró atrasar a un delantero a la zona media 
(1-1- 8). Esta fue la primera gran innovación táctica debido al hecho de que los sistemas empezaban a estar constituidos por tres líneas de juego: la defensiva, la intermedia y la atacante.
Igualmente esta distribución desproporcionada se debe a la escasa maestría técnica y táctica de los jugadores; los futbolistas no conocían ni siquiera las formas de juego colectivo más elementales. Los jugadores desequilibraban al adversario a través de su fuerza física.


    El aumento del nivel técnico y del análisis táctico (superioridad en ataque) tuvieron como resultado la mejor organización de la defensa y una distribución del campo más proporcionada y racional. 










Cuadro 3: Sistema de Tres Líneas (1-1-8)




2.2. El Juego asociado (1875)


   Cuando alrededor de 1875 se introdujo el pase al compañero, el juego pasó de ser un juego de penetraciones solitarias, transformándose en un juego de pases. Esto creó gran confusión desde el punto de vista defensivo, ya que las defensas que perseguían al poseedor del balón no ocupaban los espacios opuestos a él, y luego de un pase de este atacante, la defensa quedaba desairada lejos de la posible recuperación. 
Sin debilitar la línea de ataque y como apoyo al defensa, se sumaron 2 defensas medios, que se situaban en el frente del último defensa. (1 - 2 - 7)
    Posteriormente, la iniciativa del desarrollo del sistema de juego en el fútbol la protagonizaron los holandeses. Con ellos se relacionaba un tipo de distribución que se distingue de la inglesa por colocar entre el portero y los 6 atacantes, 2 defensas y 2 medios (2 - 2 - 6)


El Sistema Piramidal (2-3-5)


    En los años 80 del siglo pasado los ingleses volvieron a ser los reyes de la táctica. Dos equipos comenzaron a introducir un jugador más en la zona media.
    Por la forma de distribución de los atacantes el sistema se lo llamo “5 en línea“. (2 - 3 - 5).
    Este sistema de juego denominado “Piramidal”, sobrevivió como formación dominante por casi 50 años.
    Se conoció como “Sistema Piramidal” porque la disposición de los jugadores en el campo, era semejante a una pirámide, cuya base estaba formada por los delanteros y el vértice por el arquero. También aquí, nació la posición de “Centrocampista”.
    Los defensas fundaban su posicionamiento en la 1ra regla del fuera de juego, que establecía que el jugador estaba habilitado para recibir el balón si se encontraba situado detrás de 3 jugadores rivales. (Arquero y 2 defensas)
    Entonces uno de los defensas se quedaba como reserva libre cerca del arquero y el otro cerca de la línea del mediocampo, y así mantenían a los atacantes lejos del arco. Este método se lo denomino “defensa en diagonal”, ya que el defensa cercano al mediocampo salía a romper el juego rival y al adelantarse era fácil que los atacantes cayeran en la posición “fuera de juego”
    El medio campista central jugaba más libre que los otros 2. Normalmente apoyaba el ataque y con bastante frecuencia remataba al arco de media distancia. Era el jugador donde recaía el ordenamiento del juego, era el hombre básico del sistema y sobre el que giraba todo el dispositivo.
    Los extremos actuaban muy pegados a las bandas y se retrasaban solo para recibir el balón y arrancar con él y centrar. Los interiores, aunque ambos eran atacantes, también absorbían funciones defensivas(uno más que el otro), enlazaban el juego con los medios y actuaban conduciendo mucho el balón regateando para chutar o dando pases a los extremos para centrar.
    En algunos equipos, el centroatacante era el que dirigía el ataque y con frecuencia se retrasaba para organizar el ataque y los extremos tomaban funciones más ofensivas, pero en otros el centro delantero era esencialmente rematador, era el hombre gol del equipo y permanecía en las proximidades del área, disputando las pelotas que llegaban a la misma. 






Cuadro 4: Sistema Piramidal (2-3-5)
    El dispositivo era predominantemente ofensivo y por lo tanto desequilibrado. Eran 5 atacantes por dos defensas puros, dos semi-defensores y un armador. El predominio del ataque llevaba consigo el que fueran muy comunes resultados de tres, cuatro y cinco goles, por lo que los partidos eran inciertos, emocionantes y espectaculares.
Existía un predominio natural de la fuerza física por sobre la técnica.
El sistema era poco flexible en el sentido de que solo lo interiores y el centro atacante tenían espacio y libertad para moverse. El resto de los jugadores ocupaban posiciones fijas y con funciones muy especificas.
Difundido por el mundo, el sistema piramidal comenzó a experimentar variaciones, condicionadas, en la mayoría de los casos, a las características de los jugadores. Pero las continuas detenciones por fuera de juego fueron desluciendo el espectáculo, transformándolo en monótono y lento.
Las Copas del Mundo constituyen, al mismo tiempo, un laboratorio y un congreso de reflexión en el que confrontan análisis y a veces, se descubren los sistemas y las evoluciones tácticas del fútbol.




2.3. La época de la WM (1925) “DOBLE UVE”


    En el deseo de mantener y aumentar el interés en el juego, en 1925 la Ley del fuera de juego fue modificada y reducía de 3 a 2 los adversarios que el atacante deberá tener entre él y la línea de gol, para considerarse en posición regular. Esta novedad abrió mejores posibilidades a los atacantes, los cuales ahora, podían acercarse mas al arco rival. A consecuencia de ello los atacantes, aunque por poco tiempo, adquirieron una cierta superioridad numérica con respecto a los defensores. Y se requirió una modificación radical en la distribución defensiva.
La “defensa en diagonal” ya no era efectiva, dado que cuando el equipo atacaba uno de los defensas ya no podía subir hasta la línea central del campo porque entre esta y el otro defensa, podían situarse jugadores adversarios. Entonces los defensas y los medios, al desplegarse, tenían que subir en la medida en que se retrasaban los extremos o el delantero centro. Este hecho motivo que la distancia entre la línea media y la delantera aumentara, fuera más difícil el enlace entre ambas y que tuvieran que retrasarse los interiores para enlazar mejor con los medios. Los 5 atacantes habían desaparecido. Se transformaron en dos medios y tres atacantes.
La nueva disposición defensiva centraba su atención en la anchura de campo y no en su profundidad.
Entonces se retrasó un mediocampista a posición defensiva y éste no participaba del proceso ofensivo del equipo(de centrocampista a defensa central), debía estar vigilando y marcando al centrodelantero rival.
Los dos defensas se desplazaron hacia los extremos para marcar a los delanteros laterales, y los dos medios que marcaban a los extremos se desplazaron hacia el centro con la función de coordinar y marcar a los interiores del equipo rival. Los interiores se atrasaron para contribuir en el funcionamiento defensivo y creativo conjuntamente. La zona central del terreno era vigilada por 4 jugadores. Y se paso de un sistema de marcaje basado en la marca zonal a un sistema de marca al hombre.
Estos 4 jugadores que se apoyaban mutuamente formaban un cuadrado o un rombo en el centro de campo, el cual los italianos lo denominaron el “Cuadrado mágico” pues estimaban que el éxito o el fracaso de un equipo radicaba en el rendimiento de los jugadores que conformaban esta misteriosa figura. Aunque este “cuadrado mágico” rara vez se dispusiera formando un cuadrado, sino más bien, y según requerían las circunstancias, adoptaban todas las formas geométricas de los polígonos de cuatro lados.
En ataque, el centro atacante era el director de línea, los extremos eran centradores desde las bandas, y los interiores eran perforadores.
Había nacido el dispositivo táctico WM (3-4-3)
Este fue el primer sistema de juego considerado equilibrado con 5 defensas y 5 atacantes en donde se ponían en práctica otras formas de llegar a posición de gol y de construir jugadas. En este sistema predominaba la técnica y la inteligencia sobre la fuerza física. 








Cuadro 5: Sistema WM (3-4-3)
    
Después de muchos tanteos Hebert Chapman, entrenador del equipo ingles, Arsenal, fue quien consolidó este dispositivo a través de sus éxitos deportivos que funcionaron como argumentos muy convincentes. En ocho años ganó 5 Ligas y 2 Copas
El sistema WM expresa el sentido exacto de la superioridad del juego colectivo sobre el juego individual, de ahí, que constituye una etapa clave en la evolución del carácter racional y reflexivo del juego del fútbol.
La forma pura de este sistema experimento en los clubes y países que lo adoptaron distintas variantes ajustadas a sus necesidades.
El mismo H. Chapman debió adoptar el sistema a las características de sus dirigidos, y conformo lo que se llamo “La WM quebrada”, en donde uno de los interiores se retrasaba más que el otro con funciones más defensivas. Los alemanes antes de la guerra, retrasan en sus equipos al centro atacante con el objetivo de que este participe en la construcción del ataque, mientras que los interiores se adelantaban un poco más. (WV)
También la táctica del “doble centrofoward” o la formación en “V” fueron evoluciones del mismo sistema.
Pero otras tácticas comenzaron a aparecer para contrarrestar el sistema implementado por Chapman. Una de ellos fue la denominada “punta de lanza”.
Un jugador (interior) se ubicaba como punta de lanza sobre la posición del jugador defensor central, mientras que los extremos se mantenían abiertos y el centrodelantero se retrasaba unos metros. De esta forma el defensor central era superado por inferioridad numérica en el pasillo central del campo.






Otra de los movimientos tácticos que ponían en peligro a la defensa de la WM (3-4-3) eran los desequilibrios y penetraciones puntales que realizaban algunos de los interiores de la época, valiéndose de un gran virtuosismo técnico o una importante dinámica para burlar a su marcador e internarse en zona de remate.







De esta manera, la línea defensiva de la WM empezaba a tener serios inconvenientes. 




Mundial Francia 1938 (84 Goles en 18 partidos. G / P = 4,66)
Final: Italia - Hungría
Campeón: Italia (4 - 2)
Participantes. 16 países 
Sistema predominante: Piramidal (2-3-5) - WM 
Mundial Brasil 1950 (88 Goles en 22 partidos. G / P = 4,00)
Final: Brasil - Uruguay
Campeón: Uruguay (1 - 2)
Participantes: 13 países
Sistema predominante: WM 
Mundial Suiza 1954 (140 Goles en 26 partidos. G / P = 5, 38)
Final: Hungría - Alemania 
Campeón: Alemania (2 - 3)
Participantes: 16 países 
Sistema predominante: WM y (4-2-4 Hungría)




2.4. Principios de la línea de cuatro defensas (1939)


El cerrojo (Década del 40’)


    Los sistemas de juego formado por 4 defensas fueron fundados, en los inicios de su implantación, por 2 sistemas fundamentales: El cerrojo suizo 4-3-3 (1-3-2-1-3) y el cerrojo.
Algunos autores le adjudican la paternidad del sistema a Alejandro Scopelli, entrenador del Belenense de Portugal en el año 1939, pero otros sin negar que Scopelli lo haya aplicado, le atribuyen su sistematización al técnico austriaco Karl Rappan.
El cerrojo suizo fue utilizado en los años treinta por la selección suiza y obtuvo excelentes resultados debido a la elevada protección de la propia portería, a pesar de las polémicas debido a su carácter eminentemente defensivo. Así como el sistema WM tenía la intención de aumentar la protección de las zonas próximas a la portería, el cerrojo suizo refuerza el sector defensivo a través de la movilización de un elemento que se coloca en las espaldas de los otros 3 defensas garantizando una cobertura eficaz y adecuada a las situaciones de juego.
El sistema cerrojo esta ligado también a los clubes y a la selección italiana. Este sistema esta basado en el marcaje individual, y en la utilización de un libre situado a espaldas de los defensas, teniendo como función la recuperación del balón mediante la cobertura defensiva y la interceptación de los delanteros cuando estos superaban a sus marcas.
El cerrojo se convierte en "cerrojazo", dispositivo táctico ultra-defensivo creado por el italiano Helenio Herrera. El centro del campo se refuerza con un tercer jugador y el ataque queda reducido a tres elementos.
Aceptada la idea de la “defensa hombre a hombre”, ya sea individual o en zona, la idea de contar con un libero sedujo a muchos técnicos.
En Italia surgió una innovación del cerrojo clásico, que consistía en colocar un hombre flotante ligeramente detrás de los medio campistas como un nuevo medio libre. El objetivo del cerrojo original era asegurar el juego en la parte defensiva, mientras que este lo intenta resolver en la zona media. 










Cuadro 8: Cerrojo Clásico
    
También se sostiene que el velocísimo Ademir de Menezes fue la razón de los primeros albores de los cuatro defensas. Su posición de “punta de lanza” obligo a retrasar un medio para su marca y fue Ondino Viera, siendo entrenador del Botafogo en el año 1947, el responsable de ubicar un jugador en su marca.
Por los años 50` aparece una nueva disposición táctica formada por 4 defensas, 3 medios y 3 atacantes.
El famoso equipo húngaro de los años 50` fuel primero que lo puso en practica, pero con algunas variaciones. Uno de sus medio campistas (Bozsik) era de características netamente ofensivas y sus continuas proyecciones comenzó a desequilibrar a la sólida defensa de la WM. En principio fue un 3-3-4, pero también hubo que controlar el ataque adversario de 4 atacantes y se dispuso de una defensa de 4 jugadores.
Empezaba entonces a conformarse el Sistema 4-2-4
Pero lo que no debe dejar dudas es que fue el equipo brasileño, campeón del mundo en Suecia 58`quien lo impuso definitivamente. Y es posible también que de no haber triunfado, su influencia no hubiera tenido fuerzas para recoger imitadores. En Brasil, algunos equipos venían usando esta táctica desde algunos años antes. Por ejemplo el Flamengo, dirigido por Fleitas Solich, que fue tri-campeón entre los años 1953-54-55


    Sintetizando, decimos que el sistema predecesor al 4-2-4 fue la WM(3-4-3). Dicho sistema comenzó a contrarrestarse con las penetraciones de uno de los interiores, y con la táctica del “punta lanza”. Dicho desequilibrio, se corrigió con el retraso de un mediocampista a la línea defensiva. El mediocampo quedo conformado en primera instancia por tres jugadores, dentro los cuales, uno de ellos, poseía características y funciones mas ofensivas que los otros., lo que comenzaba a configurar el ataque de 4 jugadores. Con una defensa al hombre, tipo “catenaccio”, o distribuida zonalmente, se estableció la defensa con 4 jugadores, el mediocampo con 2 y el ataque con 4 atacantes. Sistema (4-2-4) 










Cuadro 9: Sistema (4 - 2 - 4)


El sistema 4-2-4 (Década del 50’)


    En sus inicios, el juego tendía a la marcación de muchos goles. En esta nueva etapa se impone un nuevo criterio, no importa si muchos o pocos, lo importante es hacer mas goles que el contrario, aunque sea uno solo. Hasta que este sistema empieza a usarse siempre se había jugado con extremos puros. A partir de aquí, la movilidad de los delanteros hace que ya no sean rígidas las posiciones, y sus funciones empiezan a ser realizadas por cualquiera de ellos y por otros jugadores que comienzan a ocupar las zonas ofensivas laterales del campo.
    La flexibilidad de los roles, implica que los jugadores que forman parte de una línea determinada, pasen a otra, adoptando la función de la misma. Con relativa frecuencia se comienza a abandonar el sistema de Tres Líneas, para crear líneas intermedias entre unas y otras.
En el mundial de 1958 en Suecia, Los Brasileños impusieron el sistema de la defensa de 4 jugadores aunque los intentos de utilización de sus componentes se vieron ya en el juego de la selección de Hungría a principio de los años 50. (4 - 2 - 4)
Se trataba de cuatro defensas, cuatro atacantes y dos mediocampistas encargados de construir los ataques. 
En la línea defensiva utilizada, los defensas laterales tienen la obligación de marcar a los extremos adversarios, mientras que los defensas centrales marcan respectivamente a los centro atacantes. La seguridad de tener cuatro hombres en la defensa, permitió a los dos hombres del centro mayor libertad atacante, compensada por el retroceso táctico de los dos extremos. Ello propiciaba que en ocasiones hasta seis hombres participaran del ataque del equipo.
Brasil del 58’ adopto el método de defensa en zona para su línea defensiva, el marcaje al hombre para su mediocampo y en el ataque adoptaron dos métodos ofensivos: ataque posicional con pases cortos, y ataque directos en profundidad con pases al espacio detrás de la defensa
La esencia del sistema era que los jugadores se distribuyen en 3 líneas horizontales.. En la defensa se marcaba “en zona” y en el medio se marcaba “al hombre”. Con este sistema se combinaban con gran éxito la solidez defensiva con la fuerza del ataque.
Es un sistema de juego perfectamente equilibrado, que tiene como objetivo el dominio y gobierno de las áreas.
En el campeonato del mundo de Chile (1962) todos los equipos jugaron con este sistema. Todos menos Brasil, quien retrasó a un delantero a la zona media. (4 - 3 - 3) Una vez determinada la importancia de la línea media en las acciones de ataque y defensa, los brasileños reforzaron este eslabón.
La presencia de 3 jugadores en la zona media, que pueden participar del proceso ofensivo, crea el elemento del factor sorpresa, lo cual dificulta la organización de la defensa. Además aumenta la posibilidad de incluir a los defensas laterales en el funcionamiento ofensivo.


Mundial Suecia 1958 (126 Goles en 35 partidos. G / P = 3,60) 
Participantes: 
Final: Suecia - Brasil 
Campeón:Brasil (2 - 5)
Sistema predominante: 4 - 2 - 4
Mundial Chile 1962 (89 Goles en 32 partidos. G / P = 2,78)
Participantes: 
Final: Brasil - Checoslovaquia 
Campeón: Brasil (3 -.1)
Sistema predominante: 4 -2 - 4 y Brasil 4 - 3 - 3




El Catenaccio (Década del 60’)


    Algunos países dieron un paso más, a mediados de la década de los años 60, con el Catenaccio (en realidad, un 1-4-3-2), que fue compendiado por el ínter de Milán bajo la dirección de Helenio Herrera. La notable caída en el número de goles marcados en los partidos de club ilustra el influjo que tuvo en el continente este sistema caracterizado por el defensa «escoba» detrás de los demás defensas.


Pero además de esta modificación, también se restó otro atacante para añadir un mediocampista central. Las características principales de este sistema era la gran colocación de jugadores en defensa y el férreo método de marcaje al hombre asistidos por el defensa “escoba”. Desde el punto de vista ofensivo era un equipo en donde predomina el método del contraataque rápido.


    Véanse los resultados del Inter hasta la final de la Copa de Europa 1966-67: 1-0, 0-0, 2-1, 2-0, 2-0, 1-1, 1-1 y 1-0. 










Cuadro 10: Catenaccio (Helenio Herrera)
    El aforismo tantos años utilizado “la mejor defensa es un buen ataque “, tristemente se estaba sustituyendo por este otro, “ el mejor ataque es una buena defensa“.




2.5. La lucha por el medio campo (1962)


El sistema 4-3-3


    El sistema de 4 defensores, 3 medios y 3 atacantes tiene sus primeras apariciones en los inicios de los años 50`, cuando se empieza a contrarrestar defensivamente, el sistema WM.
Distintas tácticas fueron poniendo en problemas a la WM. Las penetraciones de uno de los interiores que prácticamente se convertía en atacante o la aparición del “punta lanza” fueron algunas de las más comunes. Los equipos en ataque, se convertían en un 3-3-4. Por consiguiente, y para adecuarse a las necesidades defensivas, algunos equipos se equilibraban ubicando en la defensa a un jugador más.
Se convertían en un 4-3-3, pero a su vez conservaban en sus filas a un medio con gran despliegue y con mentalidad ofensiva y el ataque pasaba de tres a cuatro jugadores(4-2-4).
En aquellas delanteras, formadas por 4 jugadores, siempre existía un atacante con la misión de retrasarse para asociarse en el juego con los mediocampistas y construir el juego ofensivo. Era un dispositivo 4-2-4 que en el juego se transformaba en un 4-3-3.
En aquella época el sistema 4-3-3 aparecía en el funcionamiento del equipo (dimensión dinámica) pero no en su dispositivo táctico (dimensión estática)
 El sistema de juego 4-3-3, hace su aparición en la Copa del Mundo de Chile en 1962.Los brasileños lo habían implementado convirtiendo su 4-2-4 en un 4-3-3, al bajar Zagalo a medio campo. El centro del campo es reforzado.
 Aquí se hace muy importante para el juego la labor del medio campo. Vuelve el mediocampista central como organizador del equipo. También, a partir de esta modificación, los ataque comienzan a perder eficacia, reduciéndose notablemente los marcadores.(ver cuadro de “Goles”)
 Por primera vez en la historia el número de jugadores que formaban el sector defensivo, superaba al número de jugadores del sector ofensivo. Este garantizaba una repartición racional del terreno de fácil comprensión para los jugadores. 
En el mundial organizado por Inglaterra en 1966, se observa que la respuesta a la desventaja fundamental del sistema 4 - 2 - 4 consistió en hacer retrasar a un delantero, para rellenar la antigua posición del centrocampista. 4 - 3 - 3. Con la aparición del “catenaccio” y la consolidación de este sistema (4-3-3) por primera vez en la historia de los sistemas de juego, el número de jugadores que constituyeron el sector defensivo superaba el número de jugadores del sector avanzado.
Todos los equipos presentaban una superioridad numérica de los defensas con respectos de los atacantes. Los equipos que pudieron contar con una defensa sólida y un ataque que incluya 6 o 7 jugadores lograron un buen rendimiento. Se agudizo también la lucha por el mediocampo. No se observo la implementación de un sistema determinado. Los ingleses sorprendieron con un equipo de gran dinámica que atacaba y defendía con 8 jugadores. Se lo llamo “ fútbol industrial “.


Mundial Inglaterra 66. (89 goles en 32 partidos .G / P: 2,78)
Final: Inglaterra - Alemania 
Campeón: Inglaterra (4 - 2)
Sistema predominante: 4 - 3 - 3 (Inglaterra) 









Cuadro 11: Sistema 4-3-3


2.6. Equilibrio y Dinámica (1970)


    Dentro de este contexto, algunos equipos comenzaban a retrasar un delantero a una zona intermedia entre los medios y la línea de ataque.
 Se empezaba a constituir el dispositivo táctico: 4 - 4 - 2 (en rombo 4-3-1-2, en línea 4-4-2, y en cuadrado 4-2-2-2) Era una variante del 4 -3 - 3.
Este sistema de juego es muy utilizado en la actualidad debido, por un lado, al elevado grado de racionalización del espacio y por otro a la distribución equilibrada y de fácil comprensión de las diferentes misiones tácticas establecidas entre los jugadores pertenecientes a los diferentes sectores del equipo.
Tomando el sistema 4-3-3, como punto de partida, muchos de los sistemas que en la actualidad se establecen, son dispositivos tácticos que modifican algunas posiciones y funciones, pero que conservan ciertos criterios y fundamentos comunes al sistema 4-3-3.
En la Copa del Mundo de 1970 jugado en México, gran parte de la inflexibilidad de las formaciones y sistemas de juego desapareció en el curso de los 4 años que mediaron entre las finales de Wembley y las de México capital. El juego rígido solo fue adoptado por los equipos soviético, belga, y sueco en tanto que los demás equipos, sobretodo los que terminaron en un lugar destacado, las relativamente claras líneas de distinción anteriormente trazadas entre jugadores de ataque y de defensa se hicieron más y más borrosas.
El juego en el centro del campo se convirtió en el regulador principal del ritmo y curso de la lucha. El sistema de juego que predomino en los finalistas fue el 4 - 3 - 3. Fue el mundial de la Dinámica y la Técnica individual y colectiva.


Mundial México 70. (95 Goles en 32 partidos. G/ P: 2,98)
Final: Brasil - Italia 
Campeón: Brasil (4 - 1)
Sistema predominante. 4 - 3 - 3 y 4 - 4 - 2




2.7. Fútbol Total y superpoblación de medio campistas (1974)


El Fútbol Total
    Aunque se conservaban los sistemas 4 - 3 - 3 o variaciones del mismo, también se establecía y fortalecía el principio de FÚTBOL TOTAL.


    Este concepto de FÚTBOL TOTAL comenzó a eliminar la concepción y la colocación estática del futbolista.
    En 1974. Rinus Michel consiguió el que fue tal vez su éxito más resonante en términos de categoría futbolística con el equipo nacional de Holanda cuando a pocas semanas antes del campeonato mundial de 1974, se hizo cargo del equipo con breve tiempo de aviso, conduciéndolo a la final y promoviendo al propio tiempo una calidad de fútbol de la que todavía se habla.
    “Fútbol de pressing” es el nombre con el que Rinus Michel bautiza el estilo de juego que desarrollo mientras actuó como preparador del Ajax de Ámsterdam. La expresión “Fútbol Total” es un término de la prensa acuñado por un periodista.
    El AJAX y HOLANDA 74 empezaron a practicar en diferentes fases ofensivas las jugadas con combinaciones de ataques. El Juego se volvió más dinámico. Todos los jugadores comenzaron a mantenerse en constante movimiento. Lo que se pretendía era crear un sistema de juego en que los 10 jugadores sobre el terreno atacaran todo el tiempo. Aun cuando defendían. Cuando los adversarios controlaban el balón, la característica del tipo de juego era que incluso entonces los diez jugadores alineados empujaran todos ellos hacia delante en un intento colectivo por recuperar el balón.
    En el nivel de rendimiento físico, en la aptitud técnica, y en la inteligencia táctica no se advertían diferencias entre los 10 jugadores que los entrenadores situaban en el campo de juego.
    Cada uno de los equipos que aportó una innovación desde el punto de vista táctico estuvo basados en ideas muy claras y concretas sobre el estilo que querían sus entrenadores para reproducir mediante los jugadores en los sistemas de juego que deseaban.
    El FUTBOL TOTAL se basa en concepto del juego enteramente nuevo, muy diferente de todo lo que se había visto en los estadios antes de 1974:
“TODOS ATACAN Y TODOS DEFIENDEN”
    La Copa del Mundo de 1974 organizada por Alemania fue el mundial del fútbol superintensivo, conocido como FÚTBOL TOTAL.  Se caracterizó por el mayor aumento en la maestría técnica y también por el notable desarrollo del potencial atlético. Ello fue el resultado de la modernización del proceso de entrenamiento mediante la planificación consciente y una considerable intensificación del trabajo. Se aplicaron nuevos conceptos tácticos debido al desarrollo físico en resistencia, fuerza y velocidad.
    Se conservaban los sistemas 4 - 3 - 3 o variaciones del mismo, junto con el principio de fútbol total. La formación esquemática adoptada por la Alemania Occidental, Holanda y Suecia era 4-3-3 (1-3-3-3) o 5-3-2 (1-4-3-2).
    Por lo que respecta a los conceptos básicos tácticos, los mejores equipos aplicaron los mismos:
Movimiento constante.


Intercambio de puestos
Defensores que incursionan en ataque
Atacantes que colaboran en defensa
Marca zonal
Utilización racional del espacio
Aumento del ritmo de juego




El Sistema 4-4-2


    Posteriormente en la década de los setenta, se retraso a otro delantero con el objetivo de crear una línea intermedia más fuerte constituida por 4 medio campistas estableciendo efectivamente el dispositivo: 4-4-2
    A través de los años, las modificaciones en los sistemas de juego nos iban evidenciando dos características básicas del pensamiento táctico: 
--La necesidad de emplear métodos defensivos mas eficaces para asegurar la protección de la portería
--La necesidad de gobernar el centro del campo para neutralizar al adversario y elaborar jugadas de ataque.


Las líneas defensivas y del centro del campo se refuerzan y pasan a cuatro jugadores cada una. Este dispositivo permite a la vez ejercer una presión ofensiva necesaria y tener una defensa reforzada. Los jugadores son más móviles y aportan un apoyo constante a sus compañeros. Los defensas laterales se integran en el juego de ataque. En el centro del campo, algunos jugadores están más centrados hacia el ataque y otros hacia la defensa.
Podemos afirmar que algunos equipos posicionaban a los 4 medio campistas formando un “rombo” en el centro del campo y otro lo hacían formando una “línea”, adelante de la línea defensiva
Durante el mundial de 1978 disputado en Argentina no se observan grandes modificaciones respecto a los dispositivos básicos de los equipos.
Lo que podemos afirmar es que comienza a gestarse la posición de “Volante Enlace” definida, mientras que antes, los delanteros retrocedían indefinidamente hacia la línea de volantes para construir los ataques. Aquí observamos como la responsabilidad de “enganchar” la línea media con el ataque recaía sobre determinados delanteros.


Comienza a aparecer el sistema 4-4-2 (4-3-1-2 con volantes en rombo). Se tiende a crear superioridad numérica en el centro del campo, para la mejor performance ofensiva.
El asentamiento definitivo de dos delanteros, hace que vuelvan a ser cuatro los centrocampistas y se reedita, en parte, el “cuadrado mágico” del sistema WM. La diferencia es que los primeros esbozos de este mediocampo se realizan en forma de rombo, con un atacante centro que se retrasa.
A grandes rasgos, la idea era inculcar un fútbol de rotaciones continuadas y juego sin balón en ataque, y de marcas zonales a presión en defensa, dotando a los futbolistas de una gran preparación física.


Mundial Alemania 1974. (97 goles en 38 partidos. G/ P: 2,55)
Final: Alemania - Holanda 
Campeón: Alemania (2 - 1)
Sistema predominante: 4 -4 -2 y 4 - 3 - 3 (Fútbol total)
En el Mundial de España 1982, se ha manifestado a lo largo del campeonato, una gran solidaridad en el intercambio de puestos entre los jugadores de las distintas líneas. Ha habido gran aprovechamiento de los espacios libres por parte de los hombres del centro del campo y de la última línea. Los sistemas defensivos han combinado marcajes al hombre, en zona y mixtos.
Triunfa el concepto de bloque sobre el individualismo. Se ha observado un fútbol polifuncional donde la polivalencia del hombre ha predominado sobre lo específico del puesto.
La situación de los jugadores en el terreno de juego aseguraba el equilibrio entre la fase ofensiva y defensiva.


Mundial Argentina 1978. (102 goles en 38 partidos. G/ P: 2,68)
Final: Holanda - Argentina
Campeón: Argentina (1 - 3)
Sistema predominante: 4 - 3 - 3 y 4 - 4 - 2 en rombo


Mundial España 82. (146 goles en 52 partidos .G / P 2.80)
Participantes: 24 países
Final: Italia - Alemania
Campeón: Italia (3 - 1)
Sistema predominante: 4-3-3, y 4-4-2 en “rombo”, “línea” y “cuadrado”


Una de las características del sistema 4-4-2 es que se desarrolla el principio que dice “todos atacan y todos defienden”. El sistema exige poseer un excelente estado físico ya que demanda gran movilidad. Adquieren una mayor importancia y trascendencia la creación de espacios libres y su aprovechamiento. La riqueza de movimientos hace que el dispositivo sea muy flexible, adquiriendo la forma de otros en muchas fases del partido. Se especializa el juego por las bandas.




 Variantes del Sistema 4-4-2 








Cuadro 12: Con el medio campo en “Rombo”. Un Medio Centro organizador,
dos Medios Laterales de equilibrio y un Medio Enlace de creatividad o contención 









Cuadro 13: Con el medio campo en “Línea”. Dos medios centros de contención y dos medios laterales de recorrido. 










Cuadro 14: Con el medio campo en “cuadrado”. Dos medios centros de contención y dos creativos




2.8. Compensación Ofensiva y Defensa de tres jugadores (1986)


“Los equipos se arman desde atrás para adelante” repiten los entrenadores una y otra vez. Por consiguiente entendemos que existe una jerarquización sobre del valor asignado a la defensa del propio arco antes que el ataque sobre arco rival. La mayor cantidad de jugadores se posicionaban como defensas y centrocampistas. Dentro de los dispositivos tácticos de la época existen más jugadores con características defensivas y menos jugadores de características ofensivas.
En este contexto comenzamos a ver cómo se acentúa la tendencia por proteger el arco propio y gobernar el centro del campo.




El Sistema 3-5-2


    El refuerzo del centro del terreno de juego requiere del retroceso de los atacantes. La mayoría de los equipos son configurados con dos atacantes en la delantera, por eso resulta superfluo el cuarto defensa de la línea defensiva contraria.
En función de equilibrar y hacer más ofensivo el juego, la defensa se reduce a tres elementos: un líbero asistido por dos marcadores "stoppers", encargados de vigilar a los atacantes adversos. El centro del campo se refuerza con cinco jugadores. Los laterales apoyan a los dos únicos atacantes en un juego que abarca todo el terreno.
Desde el punto de vista defensivo, el líbero protege a los marcadores centrales quienes adoptan un marcaje individual sobre los atacantes contrarios. Los 5 medio campistas practican un marcaje en zona. Siempre se intenta en superar en número en las inmediaciones del balón.
En el aspecto ofensivo es posible desarrollar, a partir de esta numerosa línea compacta del centro del campo, ataque de una gran diversidad en función del lugar de recuperación del balón. Desde que se recupera el balón hay que reaccionar rápidamente para un contraataque, un ataque rápido o un ataque posicional. escalonando bien las diferentes líneas y practicando una cobertura adecuada, siempre cabe la posibilidad de retrasar el balón para jugar con apoyos.
En el Mundial jugado en México 1986, Argentina (Bilardo) colocó ante su portero, un triangulo de defensa central constituido por un líbero y dos marcadores, en donde los 2 ex defensas laterales subían a reforzar un centro del campo muy lleno, transformándose en lateral-volante. Así apareció el 3-5-2, sistema cada vez más utilizado por los equipos de alta competición.
En el centro de ese sistema de juego, se ubica un pivote ante el triangulo defensivo y 2 volantes hacia las bandas.
La Alemania campeona del Mundial 90’ en Italia presento un sistema de juego 3-5-2.
La animación de los equipos con el esquema 3-5-2 pone de manifiesto tres puntos importantes:
--La creación de juego en el medio campo
--Fuerte dispositivo defensivo
--Excelente distribución racional del espacio












Cuadro 15: Sistema 3 - 5 - 2


MUNDIAL MÉXICO 1986. (132 Goles en 52 partidos. G / P 2.53)
Participantes: 24 países
Final: Argentina - Alemania
Campeón: Argentina (3-2)
Sistema predominante: Argentina (3 - 5 - 2 y 4 - 4 -2)
MUNDIAL ITALIA 1990. (115 goles en 52 partidos. G / P 2.21)
Participantes 24 países
Final: Alemania - Argentina 
Campeón: Alemania (1 - 0)
Sistema predominante: (3-5-2 y 4 -4 -2)
MUNDIAL EEUU 1994. (141 goles en 52 partidos . G / P 2.71)
Participantes: 24 países 
Final: Brasil - Italia 
Campeón: Brasil (0 - 0) Penales 
Sistema predominante: (4 - 4 - 2 y 3 - 5 -2) 
MUNDIAL FRANCIA 1998. (171 goles en 64 partidos. G / P 2.70)
Participantes: 32 países
Final: Francia - Brasil
Campeón: Francia (3 - 0)
Sistema predominante (4-4-2 y 3-5-2)
MUNDIAL JAPÓN- COREA 2002 (161 goles en 64 partidos. G/P = 2.51)
Participantes: 32 países 
Final: Alemania - Brasil
Campeón: Brasil (2 - 0)
Sistema predominante: (3-5 -2 y 4-4-2)


En la Copa del Mundo de Corea y Japón, en el año 2002, no se apreciaron innovaciones desde el punto de vista táctico.


Los equipos utilizaron diversos sistemas de juego, que son de notorio conocimiento. Algunos se dispusieron en un 3-5-2 como Brasil y México con claras intenciones de protagonismo en los encuentros. Brasil dispuso de su clásica mentalidad ofensiva, que lo llevó a conseguir su 5ta Copa del Mundo. Fue un Campeón “a lo Brasil”. Un equipo que presentaba una clara vocación ofensiva, pero que convivía con serios problemas defensivos. Había dos equipos en uno. Uno “fuerte” cuando atacaba, y uno “frágil” cuando defendía.
El método ofensivo predominante que utilizó el conjunto brasileño fue el “ataque posicional”. Dicho ataque se caracteriza por la participación de muchos jugadores, y por el alto nivel de elaboración de las jugadas. El Método de “ataque posicional” requiere de muchos jugadores para gobernar el centro del campo, recuperación del balón en la zona media y participación colectiva en el compromiso que significa el ataque.
En su dispositivo táctico conviven 4 jugadores de características netamente ofensivas, como Ronaldo, Ronaldinho, Juninho y Rivaldo. Poseía 3 mediocampistas de equilibrio de los cuales dos de ellos (Roberto Carlos y Cafú), participaban permanentemente de la fase ofensiva. Esto significa que Brasil disponía a 5 o 6 de sus 10 jugadores para que participen del Ataque.
Con el correr de los partidos en la Copa, su entrenador, Luiz Felipe Scolari (“Felipao”), equilibró el funcionamiento del equipo, restando a Juninho, y sumando a un mediocampista de contención en el centro del campo. De esta manera, mantuvo su poderío ofensivo y mejoró su funcionamiento defensivo. “Felipao”, equilibró su sistema de juego.
En declaraciones posteriores al mundial (Diario Ole-17 de julio de 2002) el entrenador brasileño dijo que su sistema fue una copia del sistema táctico utilizado por el conjunto argentino dirigido por Marcelo Bielsa.
México fue otro de los equipos que dispuso del mismo sistema (3-5-2), aunque el funcionamiento del equipo y las características de los jugadores eran diferentes. El conjunto mexicano tuvo la mejores intenciones de protagonismo en este torneo, pero un mal resultado lo dejó afuera en 8vos de final.
En cambio otros equipos colocaron en el terreno, un 4-4-2, como Inglaterra, Suecia e Italia, en donde mostraron una férrea disposición defensiva y rápidos contraataques como respuestas. Estos equipos cedieron el papel de protagonista a los adversarios y especularon con los errores rivales para capitalizarlos en contraataques. En el partido Corea - Italia por los 8vos de final, Corea se impuso por 2-1 en gol de oro, y fue asombroso observar al conjunto coreano manejando los hilos del partido, adueñándose del balón, basándose en el método de “ataque posicional”, mientras que los Azurri, se abroquelaban en su propia mitad del campo para recuperar el balón y contraatacar.
Es útil mencionar que el contraataque es un método ofensivo, que tiene por características, el rápido pasaje de la defensa al ataque y la utilización de 2 o 3 jugadores solamente.


La mayoría de los jugadores de un equipo, que basa su fase ofensiva en el método del contraataque, son de características defensivas y de equilibrio.
Estos fueron los sistemas de juego predominantes en la Copa.
Asimismo infiero que asistimos a los comienzos de una nueva modificación táctica.
La selección de Argentina, dirigida por Marcelo Bielsa, ha sido eliminada en primera fase. Peor a su vez fue, según los análisis, la selección con mas alto porcentaje de posesión de balón, fue la que mas situaciones de gol creó y el equipo que más tiros de esquina ejecutó, mostrando claramente su indiscutible vocación ofensiva.
El equipo de Bielsa viene usando un dispositivo táctico de 3 defensores, 4 mediocampistas, y tres atacantes (3-4-3), variante del 3-5-2. Hasta aquí nada nuevo. Pero si observamos los partidos de clasificación previos al mundial ratificaremos la actitud ofensiva de este equipo y creo que dicha “Disposición Ofensiva” es digna de análisis.
La Argentina de Bielsa restableció el pensamiento ofensivo que se estaba perdiendo a través de los años. El equipo aplico un plan táctico diseñado para, en primer lugar, ATACAR, y en segundo, defender. En sus filas, se alistaban 4 jugadores de claras aptitudes ofensivas: Verón, Ortega, Batistuta y López. Los mediocampistas laterales fueron Sorín y Zanetti y poseían funciones netas de ataque (similar al sistema táctico brasileño).
En la fase defensiva, se adopto el “método de presión colectiva” que adelantaba todas sus líneas para lograr la recuperación del balón lo mas cerca posible de la portería adversaria. En esencia muy parecido al Fútbol Total holandés. En fase ofensiva, una vez lograda la recuperación, el equipo intentaba profundizar el ataque, evitando las demoras innecesarias y la lateralización del juego.
En ataque se involucraban entre 5 y 6 jugadores. Solo 4 adoptaban misiones mayormente defensivas los tres defensores y el mediocampista central.
Lo importante a destacar es que dentro del funcionamiento de este equipo vemos como se utilizan más jugadores en el ataque que en la defensa.
Entonces si todas las innovaciones tácticas en los sistemas de juego (dimensión estática), tienen su origen en el funcionamiento (dimensión dinámica) que algunos equipos comienzan a implementar algunos años antes, seria conveniente preguntar:
¿Estamos asistiendo a una reconfiguración del “pensamiento táctico”, que compromete en las situaciones de juego a más jugadores en el ataque que en la defensa?
¿Estas modificaciones serán el origen de sistemas de juego que ubiquen mayor cantidad de jugadores en ataque que en defensa?
¿Se podría construir un sistema 3-3-4 o un 3-2-5?
¿Seria eficaz, con distinto funcionamiento, volver al sistema piramidal de 2-3-5?


¿Estaremos presenciando los esbozos de una nueva filosofía de fútbol que retome la mentalidad ofensiva como prioridad?
Analizando los últimos campeones del Mundo desde México 86 a la época, ¿qué características ofensivas tienen en común?
¿Cuantos equipos del mundo obtuvieron en los últimos años, éxitos deportivos internacionales, basándose en el método de contraataque?




Innovaciones Tácticas


Como surge una modificación táctica en los sistemas?
Las modificaciones tácticas son cambios posicionales de jugadores. De atacante a mediocampista, de mediocampista a defensor, etc.
Ninguna de las modificaciones puntuales de los sistemas de juego, reconocidas como innovaciones tácticas, han sido producidas en un solo momento y por un solo equipo.
A muchos equipos se le atribuye la innovación táctica porque han conseguido a través de su sistema de juego y su funcionalidad, sus éxitos deportivos.
Toda innovación táctica es atribuida a los equipos exitosos.
Pero muchos equipos, antes de estos, han propuesto modificaciones similares sin obtener el reconocimiento popular. Esto se debe al hecho de que si la novedad táctica que un equipo presenta no tiene por consecuencia el triunfo, entonces no consigue adeptos ni seguidores.
Cada innovación que se presenta, es precedida por varios equipos con anterioridad. Entonces quiero señalar que toda modificación exige un proceso, en donde los entrenadores analizan el funcionamiento de su equipo y determinan las necesidades tácticas ofensivas o defensivas del mismo. Algunos entrenadores llevan a cabo sus ideas innovadoras y los equipos que conducen no logran trascender en sus competencias, sin embargo, en algún momento el nuevo sistema se presenta con éxito en cualquier Copa de reconocimiento mundial, y es en ese instante donde queda establecida la innovación táctica.


3. Conclusión


La evolución de los distintos dispositivos tácticos desde los inicios del fútbol como deporte hasta la actualidad, nos ofrece distintas tendencias:


--Tendencia a reforzar la defensa en detrimento del ataque
--Tendencia a monopolizar el centro del campo
--Tendencia a la flexibilización posicional
--Tendencia a conseguir menor cantidad de goles


Refuerzo de la Defensa


El dibujo táctico que conforma el sistema de juego se podría definir de dos maneras: si el ataque constituye el elemento dominante, la disposición de los jugadores puede caracterizarse por un triangulo con la punta hacia abajo. En cambio, si el elemento dominante es la defensa, la disposición de los jugadores se caracteriza por un triangulo con la punta hacia delante. 






Del análisis de la evolución de los dispositivos tácticos es fácil deducir que los actuales sistemas de juego asumen una excesiva preocupación defensiva, que se expresa por el gran número de jugadores que constituyen la zona defensiva. Es evidente que la construcción de un sistema de juego con estas características deriva de:


--Del hecho que sus entrenadores construyen sus equipos de atrás para adelante, o en otras palabras del sector defensivo al sector ofensivo prefiriendo “poner los pies sobre la tierra que tocar el cielo con las manos”
--Del hecho que los equipos mejoran sustancialmente su eficacia con la aplicación constante de las ventajas que otorga la “ley del off-side”. A través de un movimiento constante de la última línea defensiva, ponen sistemáticamente a los atacantes contrarios en esa posición. De ahí que en términos tácticos, sea más ventajoso colocar a los jugadores en espacios más cercanos a nuestro arco para poder, en función de la recuperación, reposicionarse aprovechando las zonas que están por detrás de los defensas adversarios (contraataque).


    A lo largo de la historia, y de manera progresiva, la defensa en fútbol se ha reforzado cada vez más para oponerse mejor a los atacantes y por consiguiente ha disminuido el número de atacante potenciales. En definitiva los sistemas de juego se han orientado hacia formas más defensivas. 










Grafico 1: Innovaciones Tácticas en los Sistemas de Juego


Monopolizar el mediocampo
Tanto en la excesiva mentalidad ofensiva que existía en los comienzos, como en la obsesiva preocupación defensiva de los últimos tiempos, se observa que las necesidades del pensamiento táctico de cada época, estaba dirigido por una especial atención sobre el juego ofensivo y defensivo en las cercanías de las áreas.
En la década del 60’, al suprimir un atacante para agregar un mediocampista (de 4-2-4 a 4-3-3), comienza una etapa de transformación en el enfoque táctico de los entrenadores.
Se empieza a aumentar la población de los jugadores sobre el centro del terreno, entendiendo que de esta forma, se podía neutralizar al adversario mas lejos de la propia portería y a la vez, elaborar un juego ofensivo mas seguro desde instancias en donde se puede aprovechar mejor los espacios (ancho del terreno y menor aglutinamiento de rivales).
De esta manera, se mantenía la seguridad en el propio arco y se afirma la importancia del gobierno en el centro del campo.
En década del 70, se retraso otro delantero con el objetivo de crear una línea intermedia mas constituida por 4 jugadores, estableciendo efectivamente, el dispositivo táctico: 4-4-2. (4-3-1-2 y 4-4-2 en “rombo”, en “línea” y en “cuadrado”)
Este sistema de juego todavía es muy utilizado en la actualidad, por un lado, debido al el alto grado de racionalización del espacio y por otro, a la distribución de funciones y misiones de fácil comprensión entre los jugadores pertenecientes al equipo. A partir de este sistema, fueron estableciéndose otros, tales como 5-4-1 y el 4-5-1. Con relación al primero su característica fundamental es el refuerzo del sector defensivo y con relación al segundo su poder radica en el refuerzo del sector medio.
Por ultimo a mediados de los 80’ aparece otro de los sistemas aplicados con éxito en la actualidad, el 3 - 5 - 2 (3-4-1-2 y 3-3-2-2)
Dicho dispositivo busca el refuerzo del sector medio y el equilibrio entre las fases ofensivas y defensivas. Esta tendencia al equilibrio entre las dos fases básicas del juego (ataque y defensa), esta vinculada a la necesidad de organizar el juego ofensivo.
Esta fue la ultima innovación táctica y en la actualidad se observan todos los sistemas citados (4-4-2, 4-5-1, 5-4-1, 3-5-2 y 3-4-3)
En el fútbol moderno de alta competición no existe, en teoría, un sistema rígido y estricto. En función de la importancia del partido, de la evolución del marcador y del transcurso del tiempo los jugadores pueden cambiar o hacer evolucionar su modo de juego adoptando un tipo de comportamiento u otro. Asistimos a un juego más complejo que debería tener repercusiones en la formación y el entrenamiento de los jugadores 








Grafico 2: Evolución de los dispositivos tácticos en las Copas del Mundo


De la rigidez a la flexibilización posicional


Hasta la década del 70’ no había aparecido el concepto de “polivalencia” en el fútbol
El jugador polivalente surge a partir del nacimiento del Fútbol Total.
De todas formas, durante el predominio del sistema 4-2-4, primero en los húngaros de los años 50 y después en el Brasil campeón de Suecia '58, se observaba el movimiento permanente de los atacantes que facilitaba la incursión en el ataque, de los 2 mediocampistas y de alguno de los defensores laterales.
Pero fue el “Fútbol Total” de Rinus Michel que comenzó a eliminar la concepción estática del futbolista. 
El aumento de la atención puesta en el desarrollo físico de los jugadores, produjo el mejoramiento de la dinámica de juego. En ese marco los futbolistas comenzaban a recorrer muchos más metros durante un partido y podían “llegar más veces a más sitios”.
En el marco de la dinámica de los esfuerzos en el fútbol, se verifica que en estos últimos 25 años el ritmo de juego, ya en cantidad (volumen) como en calidad (intensidad), duplico relativamente al periodo 1924/48. De aquí que podamos deducir que en este periodo de tiempo, el espacio de juego cubierto por los jugadores aumento un 100%. (Queiroz)
Se afirma el principio de “todos atacan y todos defienden” y las líneas que separaban a los puestos y funciones de los jugadores empezaban a desaparecer.
Aparecieron los “jugadores de toda la cancha”, que teniendo un puesto y unas funciones determinadas podían recorrer el campo de atrás hacia delante y de derecha a izquierda, adoptando como propias las funciones de los demás compañeros (Boszik, Puskas, Beckembauer, Cruyff, Pelé)
Los jugadores pasaron de una noción estática del puesto, en que cada jugador evolucionaba en su zona, hacia un concepto de función que otorga amplios límites para que cada jugador pueda expresar su iniciativa, improvisación, creatividad y autonomía, es decir, su propia personalidad, pues se posee de gran apoyo, de una organización fundamentada en una cobertura permanente y recíproca en todas las fases del juego y en cualquier zona del campo.




La conquista de los goles


    La excesiva protección de la portería y el interés por el gobierno del centro del campo, redujo la cantidad de atacantes colocados en los sistemas de juego.
Pero como decía el entrenador vasco Xavier Azkargorta: “..lo importante en fútbol, no es estar EN, sino llegar A”. 
Azkargorta hace una clara alusión a la importancia del funcionamiento del sistema (dimensión dinámica) por sobre la distribución de los jugadores en el campo (dimensión estática).
Lo que queda claro es que analizando el promedio de goles por partidos en las Copas del Mundo, desde la primera en 1930 en Uruguay, hasta la ultima en Corea -Japón 2002, se observa una clara disminución en las conquistas de los equipos. Añadiendo, por supuesto, que crece la cantidad de goles promedio hechos en pelotas detenidas. Más del 30 % de los goles en la actualidad provienen de las pelotas detenidas.
Entonces, siguiendo la línea de pensamiento del entrenador vasco podemos inferir que, en general, en el funcionamiento de los equipos en la actualidad participan más jugadores en las fase defensivas que en las ofensivas, y que el compromiso ofensivo / creativo de los jugadores participantes, se ve mayormente neutralizado por las acciones defensivas del adversario. 






Grafico 3: media de goles por partidos en las Copas del Mundo 








Grafico 4: Línea de puntos que marca la evolución de la media de goles conquistados en las Copas del Mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada